Gran descenso

Eclipsar mi mirada y terminar admirando tus labios

Que sonríen fugaz y sutilmente por debajo de los míos

Disfrutar el embriagante aroma que surge de tu piel

Y terminar con la sintonía precisa que marca la noche

Alumbrada de luciérnagas

Prende una llama que creía marchita

Existe el destino…

Suelo ser un chico que se fascina por los tonos de voz

Y en este recorrido tu voz logra distorsionar cualquier concepto

Sinfónico impuesto en mi ser.

La oscuridad de los bosques comienza con su ausencia

Y se torna una nueva alba.

Y tu sendero extasiado de tus olas yo te espero

Y las cosas dejan de ser turbias.

Hermoso comienzo y gran descenso.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s